• Problemas habituales con el agua de la Piscina

  • Problemas habituales con el agua de la Piscina

    Todo aquel que tiene una piscina en su jardín puede decir que es una alegría cuando empieza a llegar el buen tiempo, darse un baño, relajándose del estrés del trabajo y de la rutina diaria, para luego tumbarse para tomar el Sol o simplemente leer. Sin embargo, lo que pocos saben, es que tener una piscina conlleva un mantenimiento prácticamente diario, siempre que se busque bañarse en unas aguas limpias, sin algas ni olores extraños, estando esta transparente. En esta guía te vamos a contar los problemas comunes que se puede tener con la piscina y su agua.

    Algas en la piscina

    Las algas van a convertirse en un problema habitual en tu piscina, ya que es uno de los elementos que más van a aparecer, pero que, por suerte, también se tarda relativamente poco en hacerlos desaparecer. Las algas cuentan con miles de especies diferentes en todo el mundo, sin embargo, las que se forman en la piscina son específicas de estos medios, puesto que aprenden a vivir en un entorno como este y de ahí su formación.

    Por lo general, vas a poder encontrar tres tipos diferentes de algas en tu piscina. La primera de ellas y más común, son las algas verdes. Estas suelen encontrarse tanto flotando por la superficie de la piscina, o incluso pegadas a las paredes de la misma. El agua aparece enturbiada, con un aspecto verdoso muy feo y no se recomienda el baño. Por otro lado, están las algas mostaza. Estas únicamente se van a encontrar en las paredes de las piscinas, por lo que el agua tendrá un aspecto limpio, sin algas flotando. Para terminar, nos encontramos con las de color negro, que aparecerán también en las paredes, sobre todo en las juntas de las piezas de azulejo y suelen ser muy difíciles de eliminar.

    Tratamiento contra las algas

    Si quieres evitar la aparición de las algas, tendrás que realizar un tratamiento preventivo, primeramente y según como aconsejan los fontaneros profesionales que se encargan de la reparación de piscinas, nos encontramos ciertos productos llamados multiacción, porque son capaces de actuar frente las algas y otros elementos que van a ensuciar el agua. Para saber cuánto producto debes echar en la piscina, el comerciante te dirá unas medidas, y veces por semana que deberás de aplicar.

    En el caso que ya hayan aparecido las algas y tengas bastantes, son varios pasos a seguir. Por un lado, deberás de usar el limpia fondos para piscinas, limpiando tanto esta zona como también las paredes, una vez hecho, tendrás que usar dos productos, por un lado el Dicloro, que es cloro de función rápida, y algún tipo de algicida.

    Agua turbia

    El siguiente problema para piscinas que según los fontaneros puede aparecer con mayor seguridad es el agua turbia. Esto es debido sobre todo a que han aparecido en la piscina partículas en suspensión que se han quedado flotando o en el agua, y que debido a su tamaño tan reducido, los sistemas de filtración no son capaces de sustraerlos. Entre las causas más habituales se encuentran las algas, de las cuales ya te hemos contado como deshacerte de ellas. Por tener un pH descompensado, es decir, que los parámetros de este elemento no se encuentran dentro de los niveles recomendados. Para evitar esto, comprueba con un analizador de pH que se encuentre entre el 7,2 y el 7,6. Finalmente se puede dar el caso, que el viento, o la lluvia haya traído a la piscina polvo, arena y otras partículas haciendo que el agua esté turbia y no se vea apetecible.

    Tratamiento para el agua turbia en piscinas

    Lo primero que tendrás que hacer es comprobar que tu sistema de filtración funciona a la perfección. En el caso de que no sepas como hacerlo y quieres dejar en manos de un experto su mantenimiento o reparación, te recomendamos llamar a un fontanero barato, ya que si empiezas a tocar puedes estropearlo más de lo que está en ese momento.

    Una vez que has comprobado la bomba de filtrado y ves que todo marcha bien, lo siguiente va a ser la utilización de ciertos productos. En el caso de las algas y tal y como hemos dicho en el apartado anterior, productos algicidas serán una solución efectiva.

    PH desajustado

    Este problema es otro de los más comunes en piscinas, siendo quizás uno de los más importantes. El pH debe de encontrarse en todo momento a un nivel equilibrado de entre 7,2 a 7,6, haciéndole pruebas cada semana para comprobar que los niveles bajan o suben. Cuando nos encontramos con un pH alto, puede ocurrir irritación en la piel o incluso en los ojos, dejándolos rojos. De la misma manera, uno bajo también conseguirá estas consecuencias, además de que corroerá metales y fomentará la formación de algas.

    Tratamiento para desajustes en el pH

    Aunque pueda convertirse en un problema grave, es uno de los más fáciles de tratar, puesto que tan solo tendrás que volver estable dichos niveles con productos específicos, e ir comprobándolo con los kits analizadores.

    Cal en la piscina

    La cal es un elemento que también tendrá visibilidad en nuestras piscinas si no la tratamos como es debido. Aunque posibilita el baño sin problemas, es muy nociva para todos los elementos que tengamos en la piscina, pudiendo obstruir conductos, debiendo de solicitar en los casos más graves, la ayuda de un fontanero. Se suele encontrar en las paredes de la piscina, incluso en los depósitos para este fin, o en accesorios como los limpia fondos.

    Tratamiento para la cal

     Lo primero será vaciar los depósitos en los que la cal se ha estancado. Hecho esto, miraremos los niveles de pH, puesto que la aparición de este elemento está muy relacionada con un mal ajuste del pH. Cuando compruebes que los niveles son los adecuados, deberás de tratar la piscina con productos antical.

    Olor fuerte a cloro

    Por último, nos encontramos con el habitual olor a cloro. Cuando esto ocurre es que por lo general, tenemos un exceso de este elemento en nuestra piscina, haciendo que, no solo exista un olor más fuerte y desagradable sino que también el pH estará mal.

    Tratamiento para el cloro

    Para el cloro lo primero que deberemos de hacer es analizar el nivel del pH, para luego tratar la piscina con productos que van a conseguir equilibrar la cantidad de cloro existente, debiendo de volver a hacer un test pasado el tiempo indicado en el envase.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 660 87 19 99