• Instalación de un termo eléctrico

  • Instalación de un termo eléctrico

    Uno de los cambios que se suelen realizar a la hora de mejorar la calefacción en una vivienda, es sustituir el viejo termo, por un termo eléctrico de nueva generación. Los antiguos, si bien recuerdas, son aquellos que tenías que encender por medio de una cerilla o incluso de un encendedor, siendo estos mucho más seguros. Sin embargo, con el paso del tiempo, se ha mejorado la tecnología de estos aparatos y ahora es posible encontrar termos eléctricos que son mucho más cómodos y fiables. En este artículo vas a conocer las diferencias entre estos dos modelos, como también como es la instalación en tu casa.

    Termos eléctricos: principales diferencias

    Tal y como te hemos ido comentando en la introducción, la mayor diferencia que se va a encontrar en esto aparatos es su forma de encendido. Antiguamente existía una pequeña ranura en la que debías de meter una cerilla prendida para que, pudiera llegar hasta el gas, creando la llama que calentase el agua tanto del baño como del grifo de la cocina. Estos sistemas eran bastante peligrosos y se estropeaban constantemente, teniendo que llamar a un fontanero 24 horas o urgente para solucionarte el problema. A pesar de esto, eran muy habituales en todas las casas, evolucionando poco a poco la manera de encenderlos, dando paso a los encendedores de fuego, mucho más seguros.

    Pero poco después se dio paso a los termos eléctricos actuales, los cuales, con tan solo tener el aparto encendido, puedes girar la llave del agua caliente, y automáticamente saldrá a una temperatura elevada. Pero con estos termos no solamente vas a tener esta función, sino también otras más que pueden ser de gran utilidad para ti.

    Entre estas funciones se encuentra la posibilidad de ver la temperatura a la que corre el agua. Esto es perfecto por ejemplo en personas que tienen la piel muy sensible y necesitan reajustar mejor la temperatura del agua para no quemarse o dañarse. También puedes modificar la cantidad de llama que va a ver, por lo tanto, también la calidad del calentamiento, algo que conseguirá que ahorres mucho dinero, considerándose termos eléctricos de bajo consumo.

    Para encender estos aparatos lo único que vas a necesitar es una pila, que será la que provoque la chispa que encenderá la llama del gas. Respecto al gas, puedes usar el clásico butano o el gas natural, debiendo de preguntar a tu fontanero habitual si puedes instalar una u otra, siendo el último el más cómodo y moderno.

    Instalación de un termo eléctrico paso a paso

    En este apartado vas a conocer de manera sencilla como se lleva a cabo la instalación de uno de estos termos eléctricos, recomendándote en todo momento que llames a un fontanero de calidad y profesional, puesto que, se trata de un trabajo muy importante y delicado, pudiendo, en el caso de que se instale mal, ser un peligro, no solo para las personas que viven en esa vivienda, sino también para todo el bloque de piso y los vecinos, ya que una sola fuga podría hacer fuego o incluso explotar.

    Aunque muchos puedan pensar que se trata de una tarea sencilla, existen cursos en los que te preparan para la instalación de termos eléctricos de todo tipo, mejorando la calefacción de una casa, local o bloque de pisos. Son los fontaneros los profesionales que se encargan de esto, debiendo de estar titulados para este tipo de trabajos, asegurándote un servicio excepcional.

    En primer lugar, lo que debes hacer es informarte del producto que quieres adquirir, puesto que no todos son iguales, es decir, va a variar en tamaño y en la calidad de cada aparato, pudiendo encontrar termos eléctricos programables o con una capacidad de 50 litros. Si no sabes cuál es el que mejor se va a adaptar a tus características, un fontanero puede ayudarte, dándote a elegir entre los mejores modelos que puedes comprar.

    Los termos, sobre todo los que se utilizan para una casa convencional, suelen instalarse en la cocina, lugar en el que, cuando se construyeron las casas, se crearon las tuberías necesarias para este fin, haciendo que el último retoque lo diera el dueño, instalando ya el aparato que prefería. En el caso de que quieras colocarlo en otro sitio, es cuestión de mirar las tuberías, siendo un proceso algo más largo y mucho más costoso, porque habría que reubicar e instalar una red de tuberías nueva para hacer que el agua se caliente.

    Una vez seleccionado el sitio, se deberá de crear unas guías en la que irán los tornillos que aguantarán todo el sistema de calefacción. Es de especial importancia que se encuentre cerca de una ventana, puesto que, de esta manera, tendrás menos tuberías de ventilación, pero a la par, deberán de ir enchufados, porque, aunque tengan una pila para la chispa, para que funcione como es debido tienen que estar en la red eléctrica.

    Instalar un termo eléctrico: trabajo de fontaneros profesionales

    Una vez que se ha instalado la pieza principal, el fontanero empezará a crear la red de tuberías necesarias. Por un lado, instalará un manguito especial de PVC por donde entrará el agua fría. Estos productos están diseñados para aguantar tanto las altas temperaturas como las frías, resistiendo la corrosión y evitando que pudiera haber fugas. Después de esto, se deberá de instalar una válvula de seguridad, la cual vendrá dentro del envase en la que te han traído el termo eléctrico. Se repetirá la operación, pero esta vez para el agua caliente, pudiendo utilizar también el teflón como material aislante.

    Una vez hecho esto, el siguiente paso será la instalación del conducto de ventilación, que se situará sobre el termo y que irá hacia el exterior. Es de vital importancia que no existan fugas, puesto que en este caso podría ocasionar problemas muy graves.

    Cuando todo esto se ha colocado correctamente, será el momento de llegar el propio termo con agua. Este proceso es muy delicado, ya que hay que comprobar que no existe ninguna fuga de agua por ningún lado, ni que tampoco el aparato se mueve de la pared y todo permanece en su sitio. Es muy habitual que personas que no quieren contratar fontaneros baratos para ahorrarse un dinero, intentan esta instalación, pero con el peso del aparato cede y cae al suelo, entre otros problemas.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75