• Cómo limpiar un bote sifónico

  • Cómo limpiar un bote sifónico

    Cuando nos encontramos con un atasco en el cuarto de baño de una vivienda, el problema suele surgir en la mayoría de las veces en el bote sifónico. Este elemento va a ayudar a que el agua sea desechada mejor por los desagües, pero cuando se da el caso de un atasco, suele ser la pieza principal de todos los problemas. Al bote sifónico ira conectado tanto la ducha, como el lavabo o el bidé, para dar luego paso el agua al bajante principal. En este artículo te vamos a contar como limpiarlo, haciendo que el agua vuelva a fluir mucho mejor.

    ¿Qué es un bote sifónico?

    Antes de empezar a hablar de cómo limpiarlo, vemos importante conocer bien en qué consiste esta pieza de nuestro cuarto de baño, que, aunque aún sigue estando en la gran mayoría de las casas españolas, cada vez es menos habitual, ya que se ha preferido la instalación de un sifón individual para cada desagüe. El bote sifónico es un depósito de pequeñas dimensiones que suele tener una tapa hermética por donde podemos registrar si está atascado o no. Para comprobar si una casa tiene este elemento, tan solo tienes que buscar en el suelo una tapadera plana metálica en el suelo con un tornillo justo en el centro. Al desatornillarlo, darás con el deposito del que te hablamos, debiendo de tener agua en todo momento, ya que, de no ser así, podría ser uno de los motivos de atascos e incluso de malos olores.

    Toda el agua que se desecha de los sanitarios del baño van a parar al bote sifónico y de aquí al bajante principal de la vivienda. Sin embargo, el único sanitario que no va a estar conectado con este sistema es el inodoro, que por ley debe de tener su propio bajante directo a la tubería principal. Este depósito debe tener en todo momento agua sin que llegue a rebosar, ya que será la que actúe como un filtro para que los olores de las tuberías no lleguen a los sanitarios a los que está conectado. Otra de sus funciones es evitar los atascos, aunque en algunas ocasiones, esto no es posible y ocurre todo lo contrario.

    Bote sifónico atascado

    Aunque la instalación de este elemento esté cada vez más en desuso, tiene ciertas ventajas como por ejemplo, el no tener que instalar un sifón diferente, aunque su principal problema surge cuando esta pieza se atasca. Es muy común encontrarse casos en los que, cuando el agua no traga bien en la bañera, nos encontramos con que dicho agua llega al lavabo o al bidé, o al contrario, sin que decir de los olores que puede darse si dicho atasco se prolonga en el tiempo. Lo más recomendable en estos casos es llamar a un fontanero urgente que pueda solucionarte el problema en el menor tiempo posible, teniendo total seguridad de que la avería se va a solucionar.

    A continuación, te vamos a contar los pasos que un fontanero profesional va a dar para limpiar un bote sifónico, eliminando el atasco en el baño. Siguiendo las instrucciones también podrás hacerlo tú, pero debes saber que cualquier error que cometas, puede agravar la avería, complicándola y haciendo que cueste más caro, en el caso de llamar a un experto.

    El primer paso consistirá en la localización de la tapa metálica del bote sifónico. Esta suele encontrarse justo en el medio del suelo del cuarto de baño, con un tornillo que se encuentra en el centro de la misma tapa. Una vez que la hayamos quitado con la ayuda de un destornillador, veremos que tendremos otra tapa, pero en esta ocasión muy diferente y por lo general, hecha en PVC, muy resistente y robusta. Veremos que en dicha tapa hay una pequeña manivela que deberemos girar para acceder al interior del bote. Giraremos esta manivela para conseguir aflojarla, retirando por fin la tapa y viendo el depósito del bote sifónico.

    Pasos para limpiar el bote sifónico del baño

    Como podrás observar una vez que tienes el bote sifónico abierto, es que te encuentras sobre un depósito o rebosadero, también encontrarás varias entradas y salidas, según el número de sanitarios que estén conectados a este elemento. Es decir, si tienes un baño, un lavabo y un bidé, encontrarás tres entradas y una única salida que dará al bajante principal. Para que sepas como funciona este bote, el agua de los diferentes sanitarios va a parar a esta zona, llenándola y cubriendo el resto de entradas, con el fin de que los malos olores no suban hasta arriba por los desagües. El problema aparece cuando los pelos y otros desechos que se vierten, van a parar a este depósito, llenándolo y obstruyéndolo, haciendo que se produzca el atasco.

    El siguiente paso que tendrás que hacer es ponerte unos guantes de goma, ya que este procedimiento puede ser bastante desagradable si se hace con las manos desnudas, además de poco higiénico. Cuando tengamos puesto los guantes, vamos a meter la mano dentro del depósito, en el agua, retirando a conciencia cada una de las sustancias sólidas que nos encontremos y que han estado obstaculizando el desagüe. Por lo general lo que más vas a encontrar son pelos entre otros elementos más pequeños que han ido taponando todo. También es aconsejable intentar meter los dedos un poco por las entradas o salida del bote, por si el atasco se ha fijado más en el interior de estos desagües. Cuando hayamos hecho todo esto, volveremos a cerrar bien la tapa para evitar que existan fugas de agua, y por último, pondremos la tapa metálica. Cuando todo está tal y como lo dejamos, procederemos a la apertura del grifo para comprobar si sigue existiendo un atasco.

    Por lo general, el atasco ya no procederá, pudiendo seguir haciendo una vida y uso normal de estos sanitarios. En el caso de que no sea así, existen dos acciones que puedes realizar. La primera de ella es abrir de nuevo el bote sifónico e intentar introducir un desatascador metálico flexible, por si en las entradas hay algo a lo que no puedes acceder. Por último, si nada de esto funciona, lo mejor va a consistir en llamar a un fontanero urgente, puesto que el atasco puede ser más grave de lo que piensas.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 660 87 19 99