• Cómo cambiar las tomas de agua de un baño

  • Cómo cambiar las tomas de agua de un baño

    Cuando nos mudamos a una nueva vivienda que hemos comprado, o si estamos cansados de ver el cuarto de baño con un diseño y queremos reestructurar todos sus elementos para ponerlo tal y como siempre hemos soñado, necesitamos conocer qué es una toma de agua, al igual que cómo cambiarlas de sitio para que todo cuadre como a nosotros nos gusta. Esta es una tarea complicada, que debe ser realizada por un fontanero profesional, pero que te vamos a contar paso a paso en este artículo para que conozcas cuales son cada una de las acciones que realizará el profesional.

    ¿Qué son las tomas de agua de un baño?

    Las tomas de agua de una instalación que se haya realizado ya sea en el cuarto de baño o en la cocina es ese lugar por donde montaremos un grifo o un sanitario y, por lo tanto, donde saldrá el agua. Esta toma de agua es la conexión que va a la red de tuberías, pudiendo ser instalada también para electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas.

    Según lo que necesites, podrás o bien montar una toma de agua de agua fría, u otra de agua caliente, según tus exigencias y para lo que la necesites. Por lo general, cuando tienes una instalación ya realizada, esto estará prefijado, situados en las zonas en las que el arquitecto vio que podría ir bien un baño o lavabo, pero esto no siempre va a gustarte a ti, por lo que puede cambiarse para que lo coloques en el sitio que más te gusta. Aunque este no es el único motivo para cambiar la toma de agua, ya que también puede ocurrir alguna avería que afecte a este elemento, teniendo que modificarlo por completo con la ayuda de un fontanero urgente.

    Los motivos de una avería de una toma de agua pueden ser muchos, pero por lo general pueden verse afectados por un mal uso de los grifos, con unas tomas que no eran las que se recomendaban en un principio. También puede ocurrir que no se hayan tratado como es debido, apretándose demasiado o simplemente porque no se han usado durante mucho tiempo, algo que también puede requerir una reparación profesional.

    ¿Cómo cambiar las tomas de agua de un baño paso a paso?

    El primer paso que debes de dar es el mismo que tienes que hacer cada vez que vas a manipular cualquier elemento de la grifería o relacionada con la instalación de agua de tu casa, que es cerrar el paso de agua general. Este paso suele encontrarse en la cocina, aunque puede variar según donde te encuentres. Antes de empezar a cambiar las tomas de agua, comprueba con otros grifos que no cae agua, de esta manera estarás previniendo cualquier inundación o problema posterior.

    Una vez que hayas hecho esto, tendrás que abrir el grifo en cuestión, con el fin de que caiga toda el agua que estaba en la tubería, consiguiendo que quede totalmente vacío y al retirarlo, no salga a borbotones. Cuando veas que solamente caen gotas o mejor aún, cuando no cae absolutamente nada, será el momento de dar el siguiente paso.

    Tendrás que desenroscar el latiguillo, encontrándolo justo en la pared y que suele ir ya sea al electrodoméstico al que va sujeto o al grifo, según la toma que quieras cambiar. Estando en este paso, lo que deberás de comprobar es que las juntas de estos latiguillos están pasadas o si se encuentran bien. Si observas que no tienen su forma original, se encuentran con un color más blanco de lo habitual o rotos, lo mejor es cambiarlo para hacer un trabajo mucho más conciso y eficaz.

    El siguiente paso será utilizar una llave o herramienta para desenroscar la toma de agua. Esta se encuentra enroscada a una tubería, por lo que suele estar muy bien sujeta, debiendo de usar una herramienta de fontanero para que pueda salir bien y sin dificultades. Lo más empleado son las llaves inglesas o las fijas, debiendo de comprobar el estado de la toma y de las tuberías.

    Es recomendable que el siguiente paso que vayas a realizar sea la limpieza de la rosca de la tubería. Para esto necesitarás un cepillo de cerdas duras, aunque en algunos casos puedes usar alguno que tenga cerdas de metal, siempre y cuando dicha rosca sea metálica. Con esto conseguiremos que no queden restos de suciedad y que puedan interferir en el correcto funcionamiento.

    El siguiente paso será la preparación de la nueva pieza de toma de agua. Estos suelen venir con un embellecedor, que también podrás instalar. Para que todo el proceso esté bien realizado y sellado deberás de aplicar teflón líquido que encontrarás en cualquier ferretería o cinta de teflón, ya que te ayudará a que la rosca quede sellada y no pueda caer agua por este lugar.

     Ahora lo que tendrás que hacer es enroscar la nueva toma de agua a la pared, comprueba que ha quedado firme y sobre todo, que podrás enroscar el latiguillo con facilidad. Una vez que has instalado la toma de agua, coloca las juntas del latiguillo en su sitio, para luego colocar esta pieza en su sitio, apretando bien. Comprueba que todo está en correctas condiciones, mirando que todo está firme y bien sujeto.

    El siguiente paso será, con la llave de paso general abierta, mirar si hay fugas de algún tipo, teniendo siempre cuidado de que, si ocurriese, tener a alguien que te cierre la llave de toma de agua general al momento. Si has comprobado durante unos minutos que no existen fugas en el latiguillo ni tampoco en la toma de agua, el siguiente paso será el de abrir la llave del grifo. Si ves que todo va perfectamente, será el momento de colocar todo en su sitio para que vuelva a la normalidad, sin embargo, si compruebas que la fuerza es deficiente, o que algo ha fallado, te recomendamos que avises a un fontanero para que te ayude con la instalación y evites problemas mayores, ya que puede desembocar en una inundación o en fugas en la estructura del cuarto de baño.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 660 87 19 99